/Podcast: Ocultar ataques de pánico en el baño
Psych Central

Podcast: Ocultar ataques de pánico en el baño


Ante la idea de perder un trabajo o perder un pago de hipoteca, Gabe es un desastre ansioso y desorganizado, mientras que Lisa es genial como un pepino. En el podcast Not Crazy de hoy, Gabe y Lisa reflexionan: ¿Por qué las personas tienen formas tan diferentes de reaccionar ante el mundo? También discuten, con la llamarada especial que solo tiene una pareja divorciada, los buenos viejos tiempos en que Gabe tendría ataques de pánico y Lisa tuvo que superarlos.

¿Cómo manejaron estos momentos de miedo? ¿Está bien sentir enojo hacia la persona con pánico? ¿Y qué pasa si la persona con pánico causa daño accidentalmente? ¿Deberían disculparse? Sintonice mientras Gabe y Lisa comparten sus experiencias personales de pánico.

(Transcripción disponible a continuación)

Suscríbete a nuestro show!

The Psych Central Show Podcast iTunes
¡Y recuerde revisarnos!


Acerca de los anfitriones de podcasts Not Crazy

Gabe Howard es un escritor y orador galardonado que vive con trastorno bipolar. Es el autor del popular libro. La enfermedad mental es un imbécil y otras observaciones, Disponible de Amazonas; copias firmadas también están disponibles directamente de Gabe Howard. Para obtener más información, visite su sitio web, gabehoward.com.

Lisa es el productor del podcast Psych Central, No loco. Ella recibió el premio “Above and Beyond” de la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales, ha trabajado extensamente con el programa de Certificación de Apoyo de Compañeros de Ohio y es entrenadora en prevención de suicidio en el lugar de trabajo. Lisa ha luchado contra la depresión toda su vida y ha trabajado junto a Gabe en defensa de la salud mental durante más de una década. Ella vive en Columbus, Ohio, con su esposo; disfruta de viajes internacionales; y ordena 12 pares de zapatos en línea, elige el mejor y devuelve los otros 11.


Transcripción generada por computadora para “Ataque de pánicoEpisodio

Nota del editor: Tenga en cuenta que esta transcripción ha sido generada por computadora y, por lo tanto, puede contener imprecisiones y errores gramaticales. Gracias.

Lisa Yestás escuchando Not Crazy, un podcast de la central psicológica presentado por mi ex esposo, que tiene trastorno bipolar. Juntos, creamos el podcast de salud mental para personas que odian los podcasts de salud mental.

Gabe: Hola a todos, están escuchando el podcast Not Crazy. Soy su anfitrión, Gabe Howard, y estoy aquí con mi coanfitrión, Lisa.

Lisa Hola soy lisa

Gabe: Una vez más, dices esto cada semana. Les dije a todos que eras Lisa. No puedes decir hola, soy Lisa.

Lisa Ok, mira, me rindo. No lo sé. Los necesito a todos para ayudarme. ¿Puede alguien en la audiencia enviarme algo mejor que decir? OK, envíame un correo electrónico a [email protected] Y dime qué debería decir.

Gabe: ¿Por qué no los contrato si saben qué decir?

Lisa Oh, duro, hombre, duro.

Gabe: ¿Por qué te voy a contratar? Yo solo. Voy a conseguir un nuevo coanfitrión.

Lisa Sí claro.

Gabe: Solicitarás en [email protected]

Lisa Envía tu currículum.

Gabe: Ya que ya sabes qué decir. No necesito a Lisa.

Lisa Simplemente no tengo esa parte. Tengo el resto. Algo así como.

Gabe: Lisa, acabo de mencionar esto porque sé que no soy tu jefe, pero si mi jefe, mi compañero hablara de despedirme, tendría un ataque de pánico o ansiedad inmediato. Que la ansiedad sería tan alta como si no lo supiera. Y sin embargo, solo estás sentado allí, ¿a quién le importa?

Lisa Bueno, quiero decir, no es gran cosa, ¿sabes?

Gabe: Todo bien.

Lisa Quiero decir, no te matará.

Gabe: ¿Qué? Ese no es el único factor que debemos considerar.

Lisa Pero debería ser.

Gabe: El mundo no es Pero, no es porque. Pero eres muy zen. Y, por supuesto, la diferencia es que tengo trastorno de pánico y ansiedad. Y tu no. ¿Cómo es para ti? ¿Cómo es para ti que te digan que vas a ser despedido y que simplemente no te importará? Porque no sé cómo es eso. yo tengo

Lisa Bien.

Gabe: Ya estoy enviando correos electrónicos a todos los jefes y clientes que he tenido, pidiéndoles que no me despidan. Y no sucedió.

Lisa Derecha.

Gabe: Ni siquiera sucedió.

Lisa Bueno, supongo que me lo has dicho en el pasado. Simplemente no me importaban las cosas lo suficiente. Creo que no me importan las cosas.

Gabe: No te preocupa que te vaya a despedir. Y también piensas que, bueno, si me despiden, encontraré algo más que hacer. No tienes un ataque de pánico o ansiedad al respecto. Esta es tu personalidad. Eres una persona muy tranquila y relajada. Solo relájate, eres súper frío.

Lisa ¿Cuándo has pensado eso? ¿Cuándo has pensado que estaba tranquilo? No piensas eso.

Gabe: En lo que respecta a esta cosa específica,

Lisa ¿En términos de perder un trabajo? Si.

Gabe: Eres frio

Lisa Si, si, absolutamente. Sí, porque no importa.

Gabe: Cada vez que los clientes lo amenazan, cada vez que los jefes lo amenazan, cada vez que hay un rumor de que podría ser reducido, simplemente está muy relajado.

Lisa Sí, eso no me importa.

Gabe: Empiezo a llorar de inmediato.

Lisa Si. Si. Eso te importa mucho. Si.

Gabe: Lo hago, y pienso bien, ¿qué hice mal? Como lo hice Lleva mucho tiempo preocuparse constantemente de que estoy jodiendo. Y los ataques de pánico son. Bueno, son horribles.

Lisa Mm-hmm.

Gabe: Obviamente son horribles. Quiero decir, yo, mi corazón comienza a acelerarse. Mi visión se vuelve borrosa. Sudo a través de todo. Sus. Hago mucho para evitar ataques de pánico evitando situaciones.

Lisa Si.

Gabe: No tienes que hacer nada de eso. Puede, sería un buen abogado de una manera que yo no haría. Soy mucho mejor argumentador. Pero eres imperturbable.

Lisa Oh, que amable de tu parte decir eso. Para ser justos, hay algunas situaciones que evito porque no me gustan.

Gabe: Pero estamos hablando de pánico y ansiedad. Todos evitan situaciones que no les gustan, Lisa.

Lisa De hecho, me he preguntado acerca de esto porque no es tanto que no tenga pánico o ansiedad, sino que no me importa la mayoría de las cosas. Y el ejemplo que siempre doy, recordará hace años cuando nos casamos, hubo un mes en que tuvimos problemas para pagar nuestra hipoteca. Y estabas realmente asustado. Y dije, sí, esto no es tan importante. Dije, no tenemos que preocuparnos por esto. No sé por qué estás tan molesto. Este no es el fin del mundo. No nos va a matar. Y dijiste, oh, ¿y qué? Entonces, mientras tengamos nuestra salud, ¿no tenemos que preocuparnos por nada? Y entendí que estabas tratando de hacer algún tipo de punto sarcástico, pero sí. Si.

Gabe: No estaba haciendo un comentario sarcástico en absoluto.

Lisa Sí exactamente. Mientras tenga su salud, no tiene que preocuparse por nada.

Gabe: Pero la mayoría de las personas no pasan de ser perfectamente sanas a poco saludables. Hay pasos Y uno de los pasos que lo pone en peligro es no tener un lugar seguro para vivir.

Lisa Sé que me dijiste todo eso en ese momento.

Gabe: Valoro mucho poder pagar mis facturas porque no quiero ser desalojado. No quiero estar sin hogar.

Lisa Yo tampoco quería ninguna de esas cosas. Solo dije que no moriríamos por eso. Podríamos llegar al otro lado. No era el fin del mundo mientras estuviéramos vivos. No importaba.

Gabe: Sabes, Lisa, esto me recuerda que hay una muy antigua que conoces, ¿o qué es una palabra para la que se dice sabiduría?

Lisa ¿Adagio?

Gabe: No, no es un adagio.

Lisa ¿Proverbio?

Gabe: Sí, proverbio.

Lisa Proverbio, está bien.

Gabe: Existe este viejo proverbio que dice que la razón por la que un pájaro puede dormir mientras descansa sobre una rama no es porque tenga fe en la rama. Es porque tiene fe en sus alas. Y me gusta que hayas mencionado esa historia porque realmente muestra

Lisa Eso es dulce.

Gabe: No tengo fe en mis alas. Tienes completa fe en tus alas. Y la forma en que yo

Lisa Si.

Gabe: Manejar mi ansiedad es tener fe completa en la rama. Entonces, lo que estaba tratando de explicarte es, mira, nuestra rama está en peligro. Y pensaste, oye, si la rama se rompe, volaremos a otra rama. Frío.

Lisa Derecha.

Gabe: Derecha.

Lisa Este es un gran proverbio.

Gabe: La pregunta a la que estoy llegando es, ¿por qué estás así? Mira, no estoy tratando de ser un idiota al decir esto, pero siento que tengo muchas más habilidades de supervivencia que tú. Como en un.

Lisa Tu no.

Gabe: Pero lo hago. Venga. Admitelo.

Lisa De Verdad?

Gabe: Sobre una base fáctica. Honestamente, si estuvieras atrapado en otro país y necesitaras a alguien que te sacara, ¿a quién llamarías?

Lisa Usted.

Gabe: Derecha.

Lisa Pero eso no muestra que tengas más habilidades de supervivencia que yo. Si estuvieras atrapado en otro país, ¿a quién llamarías?

Gabe: Te llamaría, pero

Lisa Okay.

Gabe: No quedaría atrapado en otro país porque tengo habilidades que garantizarían que nunca me quede atrapado. ¿Qué tal esto?

Lisa Si necesitara reparar algo en su casa, ¿a quién llamaría?

Gabe: Ok, bien, entiendo lo que dices. Buen punto. Lo pregunté mal. ¿Quién tiene más probabilidades de molestar a los lugareños y quedarse varado en otro país y luego no poder salir y necesitar llamar a alguien?

Lisa Siento que esa es una pregunta capciosa porque nunca vas a ningún lado.

Gabe: No es una pregunta capciosa. ¿Quién es más propenso a quedarse atrapado en una situación de la que necesita el otro para sacarlos?

Lisa Todo bien.

Gabe: Cabreas a todos.

Lisa Bien.

Gabe: Me llamas y me dices constantemente que no sé qué hacer. Rescatame. ¿Qué he hecho alguna vez?

Lisa Bueno, quiero consejo social.

Gabe: De eso estoy hablando. Socialmente, eres increíblemente incómodo, pero extrañamente, no tienes ansiedad por eso. ¿Cómo? ¿Cómo es eso? ¿Cómo es tener tanta fe no ganada en tu habilidad para manejar? Mientras que he ganado habilidades. Sabes que soy muy bueno en relaciones públicas, marketing, con personas, redes, habilidades sociales. Sabes lo bueno que soy en eso. Hay una razón por la que soy un orador público, escritor y un exitoso anfitrión de podcast. Y sin embargo, soy positivo y tengo tanta ansiedad que voy a fallar en cualquier momento. Usted, por otro lado, hizo enojar a mis padres por un malentendido. Hace quince años.

Lisa ¿Oh enserio? De Verdad? ¿Ahí es donde vas a ir con esto? De Verdad? ¿Quieres hablar sobre lo que le hiciste a mis padres? De Verdad?

Gabe: Sí, les compré un viaje muy caro.

Lisa Okay. No ese, el otro.

Gabe: Engañado a su hija?

Lisa Oh de todos modos. Todo bien. ¿Qué estas diciendo?

Gabe: No estoy seguro de a dónde vas con esto, pero.

Lisa Yo si. De todas formas.

Gabe: Soy mejor socialmente, pero estoy ansioso por eso.

Lisa Eres mejor socialmente.

Gabe: Reconoces que eres peor socialmente, pero no estás ansioso por eso. Esa es toda la comida para llevar. No sé por qué me peleas por esto. No tienes ansiedad.

Lisa Algo de eso es protector, si eres malo en algo, no puedes estar ansioso o morirás. Posiblemente no pueda estar ansioso por mi comportamiento social porque entonces no podré funcionar en absoluto.

Gabe: Bien. Pero escucha lo que dijiste. Acabas de decir que es protector. La razón por la que no tienes ansiedad es para protegerte. Bueno, la razón por la que no tengo cáncer es para protegerme. No puede controlar qué problemas de salud tiene. Eres literalmente

Lisa Bueno, eso es justo.

Gabe: Decir que mantiene a raya la ansiedad. Bueno, solo haz eso con todo. Estoy manteniendo COVID-19 a raya. De lo contrario, tendré COVID-19. Quiero decir, simplemente no puedes. No puede elegir qué problemas de salud mental tendrá.

Lisa Es verdad.

Gabe: ¿Qué es, mente sobre la materia, Lisa? Ooh, estas haciendo yoga? ¿Estas haciendo yoga? Espera, saliste a caminar por el bosque, porque eso es lo que es un antidepresivo. ¿Qué estás haciendo aquí?

Lisa Solo anímate.

Gabe: Sí, literalmente estás diciendo que no tengo ansiedad porque es algo protector. Guau. ¿Por qué no pensé en eso? Me acabas de curar.

Lisa Lo que digo es que eres mucho mejor socialmente que yo. Como te llamo mucho porque siempre sabes qué escribir en el correo electrónico para disculparte y esas cosas. Pero en términos. Eres súper bueno en eso.

Gabe: Yo soy.

Lisa Pero cuando se trata de.

Gabe: Soy súper bueno disculpándome por Lisa.

Lisa Usted está. Usted está. Él escribe los mejores correos electrónicos para este propósito. Los pongo en mis propias palabras. De todas formas.

Gabe: Simplemente, estoy pensando en todas las personas que están escuchando esto que han recibido un correo electrónico de disculpa tuya. Serán como, maldita sea. Ella no lo decía en serio.

Lisa Lo dije en serio. Simplemente no lo dije bien. Por eso lo dijo Gabe.

Gabe: Guau.

Lisa Lo haces todo el tiempo. Eres genial en eso.

Gabe: Guau.

Lisa Anywho El punto es que, cuando se trata de habilidades para la vida, no sabes cómo hacer nada. Eres terrible limpiando. No puedes reparar nada. ¿Recuerdas todo acerca de cómo tengo un taladro? No tienes un taladro. Cada vez que algo se rompe en tu casa, me llamas para arreglarlo.

Gabe: Sí, eso significa que sé cómo solucionarlo. Te llamo.

Lisa De Verdad? ¿Recuerdas esa vez que literalmente necesitabas colgar algo y me llamaste para hacerlo?

Gabe: ¿Recuerdas esa vez?

Lisa Fue lo más triste que alguien haya visto.

Gabe: ¿Que necesitabas encender tu computadora? ¿Y me llamaste para hacerlo?

Lisa Bueno, sí, eres bueno en cosas de computadora.

Gabe: Sin embargo, ese es mi punto.

Lisa Eres mi persona de la computadora. No hay ninguna razón para que aprenda estas habilidades cuando ya las tenga.

Gabe: Si. No hay razón para mi.

Lisa División del trabajo.

Gabe: Aprender a colgar una imagen cuando esta es una habilidad que ya tienes. Cambiamos esto.

Lisa Oh, esa no es una mala lógica, en realidad.

Gabe: El punto que estoy haciendo aquí es que sé que hemos conseguido

Lisa ¿Tú tienes uno?

Gabe: Un poco lejos. Yo tengo uno Es que reconoces que eres bueno en las cosas. No reconozco que soy bueno en las cosas, incluso las cosas en las que sé que soy bueno, me preocupan.

Lisa Es verdad.

Gabe: E incluso cuando reconozco que soy bueno en algo. Es la parte lógica de mi cerebro, Gabe, sabes que eres bueno en esto. Pero al mismo tiempo, no duermo en esa rama porque se va a romper. Y es que estoy en peligro inmediato todo el tiempo. Y no te sientes así.

Lisa A veces, para ser justos, funciona decirte que, por ejemplo, si estás nervioso por algo y yo digo, mira, eres realmente bueno en esto, vas a hacer un gran trabajo, a veces funciona. No siempre, pero a veces.

Gabe: La parte lógica de mi cerebro y uno de mis mecanismos de afrontamiento es aplicar esa lógica. Gabe, ¿esto te matará? Gabe, ¿es verdad? Gabe, ¿cómo se siente la gente al respecto? Y les pregunto mucho a mis amigos y familiares. ¿Estás enojado conmigo? Dime, Lisa, ¿estás enojado conmigo? Y tú dices, no. Y le digo a mi esposa, ya sabes, esposa, ¿estás enojado conmigo? Y ella dirá que sí. Y diré, OK, ¿por qué? Y ella dirá: Debido a esto. Y yo digo: Oh, mi ansiedad decía que estabas enojado conmigo por esta otra cosa. Eso es bueno saberlo. Y hablarlo me ayuda. Esta es una habilidad de afrontamiento que he aprendido y perfeccionado, francamente, durante la última década. Pero ataques de pánico. Vienen tan rápido que la lógica no funciona. El otro día estábamos viendo un programa de televisión y en el programa de televisión, en la escena final, un montón de niños de secundaria entraron en lo que solo se puede describir como una batalla de karate.

Lisa Adivina qué espectáculo?

Gabe: Me gusta el show Es un muy, muy buen espectáculo. Pero todos estos adolescentes, y ellos son adolescentes, todos estos adolescentes se están golpeando unos a otros. Ahora están usando habilidades de karate. Y es este dojo versus ese dojo. Pero están en la escuela secundaria y los otros niños de la escuela secundaria los están animando. Nadie está haciendo ningún esfuerzo por romper esto, incluidos los maestros. Y tuve un ataque de pánico inmediato porque fui uno de los niños que fueron golpeados en la escuela secundaria mientras que los otros estudiantes y los maestros no hicieron nada. Y seguí tratando de decir que eso es solo un programa de televisión. Seguí tratando de usar la lógica. Pero a medida que la pelea continuaba y seguía y seguía, no podía superar el hecho de que los menores, los niños, se lastimaban entre sí y a nadie parecía importarle. Y todo esto culminó con uno de los niños que se cayó de un balcón o algo y aterrizó en los escalones. Y al final de la temporada, quiero decir, no sé qué va a ser realmente porque en la televisión puedes caer dos pisos en escalones y simplemente tener un moretón. Pero en la vida real, ese niño está paralizado por el resto de su vida porque los estudiantes y los maestros no se preocuparon lo suficiente como para detener esta brutal paliza que estaba sucediendo en su escuela.

Lisa Si. Y realmente pensé que te gustaría. Y en retrospectiva, debería haberlo sabido.

Gabe: Me gustó

Lisa Eso te ha sucedido antes cuando cosas como esas han estado en la televisión. Y ni siquiera lo pensé. Lamento eso. Puedo decir que incluso ahora, mientras estás contando la historia, todavía estás molesto por eso. Todavía te está molestando. Puedes escucharlo en tu voz. Si. En retrospectiva, debería haber sabido que eso te atraparía.

Gabe: Escucha, esto es parte de vivir en el mundo. No me debes una disculpa. El programa no me debe una disculpa. El mundo no tiene que adaptarse a Gabe. Gabe tiene que adaptarse al mundo. Supongo que puede argumentar que esto es realmente los beneficios de una advertencia de contenido y activar advertencias y leer la descripción de los programas, porque tal vez habría estado más preparado para ello. Pero esto

Lisa Es verdad.

Gabe: Lo es. Aquí es donde los ataques de pánico son tan horribles. Ahora, también puedes argumentar, seamos un poco justos, podría haberlo apagado.

Lisa Podrías haberlo visto venir.

Gabe: Podría haber dicho, ya sabes, esto es una mierda. No lo vi venir. Solo pensé que sería rápido y avanzaría la historia. Esta fue una batalla épica. Esta fue una escena de lucha épica que duró.

Lisa La coreografía fue asombrosa.

Gabe: Era. Realmente, realmente fue increíble. No pude superarlo.

Lisa Lo sé.

Gabe: No pude superar los recuerdos de mi propia vida. Y de ahí vino ese ataque de pánico en particular. Y fue muy, muy malo. Lisa fue amable. Me trajo todo tipo de agua y me dio un abrazo y me dijo que estaría bien. Y estos son los ataques de pánico que, como dijiste, puedes ver venir. Pero he tenido los mismos ataques de pánico con no, solo y todavía no sé de dónde vinieron. Pero, Lisa, aún así, has tenido un trauma en tu vida. Has tenido mal

Lisa Si.

Gabe: Las cosas suceden en tu vida. Has tenido cosas que no quieres volver a visitar. Y cuando ves representaciones de ellos en los medios populares, no tienes un ataque de pánico. ¿Porqué es eso? Por qué yo

Lisa No.

Gabe: Al recordar o ver representaciones de mi trauma pasado, simplemente, mi corazón se acelera. Yo sudo. Simplemente, me mareo. No pude moverme. No pude moverme. ¿Cómo es que cuando ves representaciones en la cultura popular o en los medios de los eventos traumáticos que te han sucedido, parece que no te importa? Lo miras y piensas, sí, algo así me sucedió. Soy genial.

Lisa Ese es un punto excelente, y nunca lo he pensado realmente. Pienso un par de cosas. Primero, creo que me sucede con mucha menos frecuencia. No es que no reaccione. Es que no hay tantas cosas que me desanimen.

Gabe: Bueno, pero ¿alguna vez has tenido un ataque de pánico o estás viendo algo y

Lisa No,

Gabe: ¿Tienes un ataque de pánico?

Lisa No exactamente. No es del todo cierto que no me moleste. Hay algunas cosas que comienzan a suceder en la televisión y voy, bueno, eso es todo, ya terminé. Ya no puedo verlo más. Pero no es pánico. Tienes razón en eso. No es pánico. Es más que simplemente enojo o malestar increíble. Y pienso, ¿por qué me estoy haciendo esto a mí mismo? ¿Por qué me estoy enojando tanto? Así que solo salgo de la habitación. Pero uno, no sucede muy a menudo. Y dos, no es pánico. Tienes razón. Es más enojo. Y no estoy teniendo un ataque de ira por alguna razón. No lo sé. No lo sé. Supongo que esto es lo que es la enfermedad mental. Ocurre de forma aleatoria y no puedes controlar lo que tienes.

Gabe: ¿Alguna vez has tenido como? Obviamente, hemos hablado sobre el ataque de pánico que tuve debido a ese programa y hay una razón. Pero también tengo ataques de pánico que no están conectados a nada. ¿Alguna vez ha tenido ataques de ira o ira que no están relacionados con nada?

Lisa No,

Gabe: ¿O están siempre conectados a algo?

Lisa Siempre están conectados a algo. Siempre. Nunca estoy solo sentado y de repente me pregunto, oh Dios mío, estoy tan enojado. No, eso nunca pasa.

Gabe: Los ataques de pánico son realmente insidiosos para mí porque la mayoría de las veces, salen de la nada. Utilizo este ejemplo en particular porque, uno, es reciente en mi memoria y dos, tenía la ventaja adicional de que estabas allí.

Lisa Bueno, eso no ha sucedido últimamente. No tienes tanto como cuando estabamos juntos. Sabes, solía verte hacer esto mucho más. Había pasado tanto tiempo desde que te había visto sufrir un ataque de pánico a gran escala, que casi había olvidado lo horrible que era y lo terrible que te veías. Me sentí un poco mal por eso.

Gabe: Sé lo que siento por tener un ataque de pánico. ¿Cómo es para ti? Solo estás ocupándote de tus propios asuntos y de repente tu amigo se convierte en una bola gigante de murmullos de agua para ensalada.

Lisa Es difícil de ver. Te ves horrible y, como dije, había olvidado lo mal que te ves. Obtiene esa cera real, se aplica a su piel y comienza a verse realmente gris. Y hemos estado en muchos lugares donde esto ha sucedido y la gente ha querido llamar al 911 o algo por usted. Y supongo que a medida que envejeces, piensan que estás teniendo un ataque cardíaco. Y sí, sí, puedo ver por qué piensan eso. Te ves terrible. Parece que algo realmente horrible está sucediendo y no puedes ocultarlo.

Gabe: ¿Qué haces al respecto? No recuerdo lo que haces porque estoy concentrado en mí, como dijiste, si me veo horrible, imagina cómo me siento. Así que no tengo idea de lo que haces durante este tiempo. Sabía que me trajiste agua. Me gustaría pensar que tal vez hiciste más que eso. Me trajiste agua y me abrazaste durante el peor ataque de pánico que hayas tenido. Eso no es cierto. ¿O es eso?

Lisa Este no fue el peor ataque de pánico que hayas tenido, pero fue uno malo.

Gabe: Ok, pero estás evitando la pregunta de qué hiciste? Es la respuesta que seguiste viendo el programa y me ignoraste.

Lisa No una vez que descubrí lo que estaba sucediendo. Es que no hay mucho que puedas hacer. Y confía en mí, si lo hubiera, ya lo habría descubierto. Te vuelves muy. No sé, supongo que hacia adentro. Como si te atraes dentro de ti Y siempre siento que hay más de lo que podrían estar haciendo o más de lo que podríamos estar haciendo juntos. Y es imposible hacerte hacer algo. Como, siempre siento que, Dios mío, dejemos la situación. Ya sabes, estamos en un evento deportivo. Estaban fuera. Vamos a casa. ¿Por qué estamos parados aquí? Y no lo harás. Es casi imposible que te muevas. Simplemente permanece en el mismo lugar, sin importar cuán difícil o pobre sea la decisión de ese lugar. Y no puedes lograr que hagas nada. Y obviamente, cosas como calmarse, está bien. Estará bien, eso no funciona.

Gabe: Bueno, espera un segundo. OKAY. Entonces. Si. Nunca, nunca, nunca, nunca, nunca le digas a nadie que se calme, nunca. Es el equivalente literal de arrojar gas al fuego para apagarlo. Pero dejando eso de lado, no parece tener una gran lista de qué hacer porque. Bueno, francamente, hay

Lisa No hay mucho que hacer.

Gabe: Si. Simplemente no hay una gran lista para hacer.

Lisa Si.

Gabe: ¿Cuáles son algunas cosas que no debes hacer? ¿Cuáles son algunos consejos que tienes para la gente, por ejemplo, si tu amigo o ser querido está teniendo un ataque de pánico, no hagas lo siguiente porque es estúpido?

Lisa No grites No lo hagas No les gusta eso.

Gabe: Caray, no sé por qué fracasó nuestro matrimonio. No le grites al enfermo. Es triste que necesitaras decir eso. Pero está bien,

Lisa Okay.

Gabe: No le grites a tu ser querido enfermo. Entendido.

Lisa Ok, pero míralo desde mi perspectiva. Y sé que esto suena terrible o esto parece egoísta, pero míralo desde mi perspectiva. OK, quiero ir a la obra o al juego de hockey o ir a la fiesta o hacer lo que sea que quiero hacer que hemos acordado hacer. Eso hemos estado planeando hacer. Y ahora tienes un ataque de pánico. Y eso significa que no puedo hacer lo divertido que estaba esperando. Y entiendo que no puedes controlarlo, pero sientes que siento que tienes más control sobre esto de lo que tendrías si tuvieras cáncer o si de repente sientes náuseas o algo así. ¿Derecha? Entonces siento, oh, Dios mío. Controla esto mejor. Empújalo. Hemos estado esperando esto. Pagamos dinero por esto. Y estás jugando con mi diversión aquí. OK, entonces es difícil superar eso. Es difícil de aceptar. Es difícil de aceptar. Estoy molesto por mí también. Y entonces.

Gabe: Nunca lo he pensado realmente desde tu punto de vista, y tienes razón. Si tú y yo estamos en un evento y tengo un ataque de pánico que lo arruina para ti, arruina los eventos

Lisa Si.

Gabe: Y. Pero tu. Esto es. ¿Cómo es que no?

Lisa Incluso si es mi evento, ¿qué pasa si fuimos a algo por mí? Sabes, he estado esperando esta jugada a la que realmente no querías ir, pero obtuve las entradas y las he tenido durante seis meses. O, por supuesto, estamos visitando a mi familia. Estamos en una boda familiar o en una reunión familiar. Y ahora eres un desastre. O mi favorito personal, estamos visitando a su familia. Y eso me pone una carga increíble. Porque esto es algo que se supone que debes hacer. Y digamos que tienes cierta responsabilidad cuando tienes un ataque de pánico, como si supusieras que estás cuidando a un niño y simplemente lo revisas. Y ahora es mi problema. Parece increíblemente injusto y es mucho trabajo extra para mí.

Gabe: Siempre es interesante escuchar al otro lado. Derecha. No hay nada que pueda decir a eso. Me siento terrible. Y así es como es. Eso es

Lisa Lo sé.

Gabe: ¿Cómo es que dijiste, Gabe, que no te irás por nada? No te moverás por nada. Si. No quiero moverme porque si dejamos el evento, entonces no lo verás más. Así que estoy tratando de superarlo. Creo que este es un malentendido fundamental y por qué

Lisa Bien.

Gabe: No quiero moverme. También hay no puedo. No me puedo mover.

Lisa Okay. Eso no es mala lógica. No había considerado que esa podría ser una de tus razones. Pero no hagas eso. No estas ayudando. Sabes, eso no está ayudando. Es mejor salir.

Gabe: Puede ser.

Lisa Pero de nuevo, no lo harás. ¿Recuerdas aquella vez que tuviste un ataque de pánico en el baño de un Wendy’s? OKAY. Y no pude sacarte de allí por nada. Y eso no fue lo ideal. Simplemente no puedes quedarte en el baño en un Wendy’s teniendo un ataque de pánico durante media hora. Si.

Gabe: Aquí es donde realmente apesta tener una enfermedad mental, porque escucha lo que dijiste, no es ideal que te quedes en el baño durante media hora. No puedes hacerlo y puedes escucharlo en tu voz. Te molesta que haya intentado acampar

Lisa Lo sé.

Gabe: En un Wendy’s. Recuerde esa vez que se negó a abandonar un vuelo internacional, el baño del avión en violación de la ley TSA porque intentaban aterrizar porque estaba muy mareado. Todavía, hasta el día de hoy, a pesar de que está violando la ley federal al tratar de permanecer en ese baño, todavía siente que tenía razón porque estaba enfermo.

Lisa Okay. No pude dejar de vomitar.

Gabe: No pude detener el ataque de pánico.

Lisa Eso es todo lo que digo. No sé qué quería esa mujer. ¿Qué quería ella que hiciera? No pude dejar de vomitar.

Gabe: No pude detener el ataque de pánico.

Lisa Sé que sé.

Gabe: Mira, obviamente sé que tiene que ser horrible estar enfermo y simplemente no estar en un avión. Y te sentiste seguro en el baño. Justo como me sentía segura en el baño. Ahora, no estaba violando la ley federal y nadie estaba tratando de aterrizar un avión. Pero aún sentías que debería haberme movido más rápido y haber salido del baño. Ahora, sin embargo, lo ves completamente diferente porque no sé, ¿tal vez tuviste una enfermedad física?

Lisa Lo sé.

Gabe: Como eso. Como, ¿es eso quizás?

Lisa Si lo se,

Gabe: ¿Estás empujando? Hmmm?

Lisa Nuevamente, lo entiendo, y lo sé intelectualmente, pero en el momento. Y es difícil sacar esto de tu mente. Sientes que deberías poder controlarlo más. Sientes que si te esforzaras más, tú, Gabe, si te esforzaras más, serías capaz de tener más control sobre la situación y arreglarla o, al menos, mejorarla. Y yo sé. Sé que eso no es completamente razonable. Obviamente, esta es una de las razones por las que estamos divorciados. Pero no puedo superar ese sentimiento. No puedo superar ese pensamiento, especialmente en medio de eso, oh, vamos, júntalo o al menos júntalo más. Tal vez no puedas superarlo por completo, pero ciertamente podrías pararte y salir.

Gabe: ¿Recuerdas al comienzo del programa cuando dije, cuál de nosotros es más probable que quede atrapado en un país extranjero al crear un incidente internacional?

Lisa UH Huh.

Gabe: Y usted acaba de decir que violó la ley federal en otro país y se negó a salir de un baño al tiempo que me castigaba por no dejar el baño de Wendy, debo agregar. Ahora puede

Lisa Si.

Gabe: ¿Tal vez la gente entienda que de nosotros dos, es más probable que lo arresten en suelo extranjero?

Lisa Si hubiera podido dejar de vomitar, habría salido del baño. No es que quisiera quedarme allí.

Gabe: Si hubiera podido evitar que mi corazón se acelerara, hubiera dejado de sudar. Sin embargo, si pude pararme sobre mis propios pies, que eran tambaleantes, al final del vértigo, y pude concentrarme, ver y pensar con claridad, habría salido del baño de Wendy. La realidad es, es escuchar, los dos tenemos razón y los dos estamos equivocados. Por eso no hay una buena solución aquí. Los dos estamos enfermos. Me gustaría señalar que la sociedad en general probablemente va a estar más de acuerdo con usted. Bueno, ¿qué podía hacer la mujer, estaba vomitando?

Lisa Lo sé.

Gabe: Y no estoy de acuerdo conmigo. Y es por eso que el mundo es justo, bueno, francamente, duro para las personas con enfermedades mentales. Y yo sé. Sé que arruiné los planes para ti porque sé que si vomitaras y tuviéramos que abandonar un partido de hockey o un concierto de los Rolling Stones o algo en lo que gastara mucho dinero y estuviera ansioso, estaría enojado o molesto o al menos molesto. Y solo te enfermaste una vez. Me enfermé todo el tiempo. Realmente, la pregunta es, y esta es una pregunta seria, ¿por qué seguiste comprando entradas para eventos? Because I was having these panic attacks in crowds at your events 80% of the time. Why did we keep going? It’s like you were setting me up to fail.

Lisa: Was it that much?

Gabe: It was it was at least 50% of the time.

Lisa: What are you supposed to do? Give up your life? Stop going out?

Gabe: Tal vez.

Lisa: Like that was one of the things people said at the time that people who have panic attacks, at a certain point, you stop doing things not because you’re afraid of the thing. You’re not afraid to go to the Blue Jackets game. You’re afraid that you’ll have a panic attack at the Blue Jackets game. So you start avoiding activities because of the fear of the panic attacks. You’re not afraid of the thing anymore.

Gabe: Blue Jackets is a hockey team for those that don’t knows. There’s like 18,000 people there and tickets are hundreds of dollars. It’s ridiculous. And yeah, I stopped going to a lot of things because I was afraid of.

Lisa: Derecha. But you weren’t afraid of the thing, you were afraid of the panic attacks. So it becomes the panic attack that is limiting your life. And whare you supposed to do with that? Should you lean into the curve and just start curtailing your life because you’re afraid you’ll have panic attacks? How long is that going to last? Pretty soon, you’re gonna be housebound. I don’t know if that is a good strategy or even something you should want to try, to stay home to avoid panic attacks. Because where’s that going to end?

Gabe: You obviously don’t think that’s a good idea, and I benefited from it because you kept buying tickets. We kept going to plays, we kept going to concerts. We got on airplanes and flew to other cities and went on vacations because you just decided, I’m not letting Gabe’s mental illness and potential panic attacks get in the way. And I had panic attacks on almost every single one. In fact, there’s a funny story. I was invited to a conference for people with mental illness, and I was having so many panic attacks, we’re pretty much stuck in the room. And Lisa called. Well, well, Lisa, you called your friend. And what did she say? That the whole reason you’re there is because he has panic disorder?

Lisa: I called and said, I can’t believe this guy is doing this. He’s mucking up our trip, blah, blah, blah. She goes, you know, the reason you’re on that trip is because he’s mentally ill. So you’re going to be mad at him for being mentally ill on the trip? And I was like, huh? Well, that’s good logic, I guess. But I almost feel sick to my stomach even thinking about that trip, because when you had a panic attack on the airplane and it was so horrifying and I was so afraid for you. And, you know, this was 15 years ago. And so only a few weeks earlier, a man with bipolar disorder had been shot and killed by air marshals because he had a panic attack on a plane and people freaked out. And I almost cried listening to the story because it was exactly like every time it had happened to you where the person was with him, his wife was saying things like, it’s okay, we’re gonna be home soon. It’s all right. You’re all right. And I still all these years later, I still feel sick just thinking about it. It’s horrible to watch. And I was so afraid for you. And I was just so afraid that something like that would happen.

Gabe: This was only a couple of years after September 11, and much like the other gentleman, you know, I’m a big guy. I’m a loud guy. And I’m acting extraordinarily irrationally. And the entire country is on high alert for people who are acting irrationally on airplanes. It reminds me, several years ago I was coming back from a conference and a woman had a panic attack on a plane and she tried to get into the cockpit. She thought that the cockpit door was the bathroom door and she was pounding on it and screaming and pulling on it. And she was very, very fortunate. One, she probably weighed 90 pounds soaking wet. And they came to the back and said, hey, we need to move this woman to the back. Can you sit in the front? And I overheard them say this to the person who is directly behind me. And I said, I work in mental health and I would be happy to sit with her. I’m sorry this happened. It sounds like a mental health issue. And the stewardess said, I don’t know what it is. Esto nunca ha sucedido antes. But if you will keep tabs on her, this would probably go a lot smoother. And I said, OK. And she sat by the window, me in the middle seat. And two hours later we landed. And of course, she was you know, they had to have an air marshal escort her off of the plane. I don’t know what happened after that, but I do think about this a lot. You know that this woman did try to get into the cockpit of an airplane in flight. What would have happened if she was a large black man? What would have happened if she was a large white guy? What would have happened if she was a man? Apparently?

Lisa: What would have happened if she was you?

Gabe: I don’t know.

Lisa: You’re a big guy. And so when you start acting erratically, it freaks people out. People get nervous. They get upset. And frankly, they get scared. And I worry about that. Not so much now, but I worried about that for you. Quite a lot on that particular flight. It was horrible.

Gabe: I also wonder about that woman. What would happen if I wasn’t on the flight and I don’t mean me because I think I’m.

Lisa: Yeah. You helped.

Gabe: I’m fantastic. It’s because I have specialized training. I’m a certified peer supporter. I have skills in leading a support group, working with people with mental health issues. I myself have a mental illness. I know de-escalation, etc. So I offered to help. And I just chittered at her and we talked. And whenever she would ask questions or try to get up, I would put her focus on something else. And she sat there for the entire trip and did not move. Well, what if she would have sat all alone and the person next to her would have been annoyed by her? Afraid of her? And that would have, you know, ramped up her annoyance? Because you can feel that, you’re so packed in. These are the things that cause more anxiety and more panic. And what if she would’ve started kicking or lashing out? I mean, again, she’s very tiny. And I don’t know that she could have hurt anybody. But I do know that she can be arrested for assault. I don’t know if she got arrested for trying to get into the cockpit. I honestly don’t know. And they would not tell me. And that is probably reasonable. The woman has rights. I don’t know, I hope that she got the help that she needed and she was OK. But these are the things that weigh heavy on my mind. And, Lisa, I just you knew that whole story and you still saw the greater good of getting me on that plane. I don’t know if you just really

Lisa: Bien.

Gabe: Wanted to go to San Francisco, but if you would not have done that, I would not travel the country giving speeches all by myself right now.

Lisa: You are much better.

Gabe: I’m not much better. I’m perfect.

Lisa: I cannot emphasize enough the difference between then and now. You used to be completely incapacitated by your panic attacks. I mean, you did have periods where you essentially could not leave the house. And you have made, I don’t want to say recovery, because that’s not quite the right word. But you are much, much better than you ever were back then to the point where when you had a panic attack last week, it took me a while to figure out what it was. It had been so long since I’d seen one. There’s just a huge difference in your stability now.

Gabe: We’ll be right back after these messages.

Announcer: Interested in learning about psychology and mental health from experts in the field? Give a listen to the Psych Central Podcast, hosted by Gabe Howard. Visitar PsychCentral.com/Show or subscribe to The Psych Central Podcast on your favorite podcast player.

Announcer: This episode is sponsored by BetterHelp.com. Secure, convenient, and affordable online counseling. Our counselors are licensed, accredited professionals. Anything you share is confidential. Schedule secure video or phone sessions, plus chat and text with your therapist whenever you feel it’s needed. A month of online therapy often costs less than a single traditional face to face session. Ir BetterHelp.com/PsychCentral and experience seven days of free therapy to see if online counseling is right for you. BetterHelp.com/PsychCentral.

Lisa: And we’re back talking about panic attacks.

Gabe: I am extraordinarily thankful that you kept buying tickets. I’m extraordinarily thankful that you supported me in a partnership. You didn’t yell at me and tell me to calm down. You didn’t treat me poorly. You did get annoyed because you’re human. But you really probably handled it as best that anybody could. And we talked about it a lot. And I learned more and more coping skills by going to therapy, by adjusting my medication and by trying again. And you gave me the courage to try again. Like you said, people stop going places because they’re afraid of the panic attack, not because they’re afraid of the event or the venue or even the people there. You helped me go again and again and again. And I don’t know if it’s exposure therapy. I don’t know if I’m using that correctly. But without you, I would not have tried again. And now I can enjoy flights and travel and concerts and plays, and I can really just enjoy life to the fullest. It’s interesting that you brought up recovery because on one hand, I immediately wanted to interject. I’m in recovery. What are you talking about? But then I just had a panic attack. It’s not 100 percent. You can’t call yourself in recovery if you have zero symptoms of mental illness because that’s an improbable, likely impossible goal. Do you consider me to be in recovery with panic? And I’m asking your opinion.

Lisa: Well, okay, that’s going to be yet another topic that we add, the whole definition of recovery. That’s a whole debate in mental health circles. I would say that definitely you still have panic disorder. You still have panic attacks. But it’s almost, not all the way, but almost, inconsequential at this point. It has very little impact on your life these days. How many panic attacks do you have? I mean, again, I don’t live with you. Less than once a month?

Gabe: Probably, yeah.

Lisa: Once every couple of months?

Gabe: I probably have 12 a year. I have slightly more around the holidays.

Lisa: Are they not as bad as they used to be, like are the individual panic attacks themselves lesser?

Gabe: No. When I was having one a day, you know, again, we talk about spectrums a lot. When I was having one a day, they were pretty mild. They were panic attacks and they were problematic, but they were smaller. And now I pretty much only have four alarm panic attacks. Now, having ten to twelve four alarm panic attacks a year seems like a lot. But I really did used to have one every day or two or three a day or. I haven’t ran out of a job in years. Remember that time I quit the job from the parking lot?

Lisa: Si.

Gabe: Because of the panic attack?

Lisa: Yes, I do.

Gabe: And almost wrecked the car on the way home because I should not have been driving? But I didn’t know.

Lisa: That’s another thing you always did that annoyed me. You’d be like, oh, no, I’m fine to drive. No, you’re not. You’re too sick to stay at the hockey game, but you’re fine to drive? That’s just stupid. But, hey, I’m over that now. That was 15 years ago. Not still mad. Anyway,

Gabe: But you should have been mad. You’re not wrong.

Lisa: I was mad.

Gabe: That anger led to a good place because I should not have been driving and you stopped me from driving. To this day, I will not drive when I have a panic attack.

Lisa: I go back and forth between being angry at you and feeling like that’s unreasonable because on the one hand, it kind of seems like it’s unreasonable to be angry at you for having a panic attack. But on the other hand, it kind of feels like it’s not unreasonable. So, yeah.

Gabe: This is not clean. Listen, I was angry at you for forcing a stewardess. An air marshal? I don’t know who it was that was pounding

Lisa: It was a stewardess.

Gabe: On the door, saying loudly So everybody in the plane could hear. Ma’am, we will not land if you don’t get out and you will delay this flight by an hour. But I wasn’t even on the plane. All right. Just hearing the story later made me angry that you would jeopardize a flight with three hundred people on it. You can hear me getting mad now. How could you inconvenience all those poor people that had been on a plane for 11 hours? Because, oh, I’m throwing up and I don’t want to do it in front of people. Oh Dios mío.

Lisa: That wasn’t why.

Gabe: Just. Just. Eso es. Entonces. Yeah.

Lisa: I didn’t want to throw up on the stewardess or on the guy I was sitting next to who was a stranger. Sorry about that, by the way. Poor thing.

Gabe: So you were going to leave a plane in the air?

Lisa: Well, I didn’t understand that until she started yelling at me.

Gabe: The point that I’m making is you can hear me as you are explaining this to me, just thinking, wow, you are incredibly unreasonable. But I go back and forth.

Lisa: And selfish and inconsiderate.

Gabe: And selfish and inconsiderate. But logically, that’s. You didn’t know what was happening. You didn’t know that you were jeopardizing the flight from landing. I understand why you feel this way. Hago. It took me a long time to understand it. But just because I am upset that you did this or you’re upset that I did this, just because your feelings are reasonable doesn’t mean they’re right.

Lisa: Like I said, I go back and forth with it. I still am angry with you and I can understand some of the arguments intellectually that it’s not reasonable to be mad at you. But, yeah, I’m still mad. I still feel it. And, yeah, I understand what you’re saying about your feelings aren’t right. But how do you not listen to your feelings, you know? I mean, how do you ignore your own feelings?

Gabe: Your gut and your feelings are not the end all be all of the world. Because my gut has told me a lot of things that have turned out to be very incorrect.

Lisa: It feels like they are. Yeah.

Gabe: My gut has told me to hit and I lost all $25. I follow the logic of blackjack, you know, hit on this. Don’t hit on this. Play the odds and I win a lot. So clearly the feeling of whether or not to hit is not how I should be gambling. And you know what builds casinos? People that use their gut to gamble. You know who else builds casinos? People who use a logic and a system to gamble. Everybody who gambles helps build casinos. Pero

Lisa: These are good examples.

Gabe: The best way to play blackjack is to put the odds in your favor. And the odds being in your favor is just intellect and logic. There’s no feelings involved. But you know as well as I do, everybody sitting at that table, their gut starts to tell them.

Lisa: Yeah.

Gabe: Their gut tells them to hit. And you know what happens when they listen to their gut? Sometimes they win.

Lisa: Yeah, that throws off the whole system.

Gabe: And that’s why they believe their gut. Don’t believe your gut, your gut is wrong. We need to follow logic more than we do. I know that it’s hard. I want you to know that logically, I know that you weren’t trying to do anything wrong. And I know that logically, you know that I wasn’t trying to do anything wrong. And this is what makes this so complicated, right? It doesn’t matter how we logically feel. Emotions get the better of us all the time. All the time. You know, logically, I know that I am going to outlive my parents, but I don’t feel that’s right. I just don’t. I’m not prepared for it. I don’t want it to happen. I want all of us to live forever. But logically, I know it’s going to happen. But my gut tells me that it’s not gonna. We’re gonna be together forever. And most of us listen to our gut. And that’s why things like death hit us so hard. Because even though we all know what’s going to happen, none of us prepare for it because we don’t care. We go with our feelings that things are fine now and they’re going to be fine forever. And that’s a problem for another day. I think it’s a lot like that. Lisa, I need to say again, I’m not trying to belabor the point, but I might be an anxiety ridden panic attack, having housebound agoraphobic if you didn’t keep helping me get out. My advice to listeners is, you know, find a buddy. Find a buddy that’s willing to tolerate it and go out as much as you can. All the places that gave you panic attacks. Go there again. And if you have a panic attack again, go there again. If there is any secret to my success, it’s that Lisa stuck around and kept helping me.

Lisa: You realize this is the first and only time you’ve ever said this.

Gabe: Well, yeah, I’m doing it publicly, so I sound really good. As soon as we’re done recording, I’m going to say that, hey, I only did that to sound good on the air.

Lisa: One of the things that would make me so angry back then was that you never apologized. When we had to leave or stop doing or whatever, you never said you were sorry. And if I would say something like, screw you, buddy. You would say, you can’t blame me. It’s not fair of you to be mad at me for being sick.

Gabe: Yeah, isn’t this?

Lisa: And maybe it was and maybe it wasn’t. But you never apologized. That really pissed me off.

Gabe: I now understand this. When I put myself in other people’s shoes, the world looks a lot different. But I was so busy protecting myself and caring for myself, and I could not understand why you were mad at me for being sick. You know, my grandfather passed away from cancer and he was sick for a couple of years and nobody was mean to him. And he had all kinds of problems, as you can imagine two years in hospice is a very, very long time.

Lisa: Well, but he probably did.

Gabe: I don’t know that he ever. Nobody expected him to apologize for being sick.

Lisa: I know, but I bet he said thank you.

Gabe: I don’t know if he did or not, but nobody expected him to. The man was dying of cancer.

Lisa: So you’re telling me that if you’re dying of cancer and someone comes in and takes care of you, you weren’t gonna say, hey, thank you?

Gabe: I have no idea.

Lisa: Thank you for doing this for me. Thank you for showing me this care, this consideration, this love. Gracias.

Gabe: I have no idea. Because the overwhelming thought of lying in bed dying might overcome my sense of I should be thankful. I don’t know. I have never had to hold that on my chest. I have never had to consider my own mortality in this way. And maybe considering that I am going to die and leave my family will make me forget please and thank you. Because maybe it’s just not so important anymore. I don’t know. I hope not. Some people get terminally ill and they’re still making jokes. They’re still making YouTube videos. I consider those people to be just amazing and incredibly inspirational. And some people get terminally ill and they just they cry every day. And I’m not going to say that one person’s right and one person’s wrong, because once again, you don’t have panic attacks when you see things that are traumatizing to you. You get angry. I don’t get angry. I have panic attacks. Do you want to sit here and debate which one of us is right and which one of us is wrong? Because I think that would be just one, a waste of time and two, kind of a jerk move. We can’t control our feelings.

Lisa: I am trying to say that for all of you out there who are having panic attacks, I know that you feel that you don’t need to apologize or maybe you feel like you have, hey, I’m sick. Leave me alone. Hey, I’ve earned the right to be a little self-centered here. But it would be nice and it will make your life easier. Try to apologize. Try to look at it from the other person’s point of view. Try to respect that they’re going through a lot, too. And it wouldn’t hurt to say you’re sorry or to try to be extra nice about it. That’s all I’m saying.

Gabe: Lisa, I. I love giving you shit.

Lisa: That’s a life tip there.

Gabe: But as you know, I agree with 100 percent of what you just said.

Lisa: Oh, it’s like that thing you always say that it may not be our fault, but it is our responsibility.

Gabe: I was literally just getting ready to say that.

Lisa: You’re welcome.

Gabe: I love the part where you’re like, hey, Gabe, it’s the thing you were always going to say. I’m sitting right here. At least we have learned from each other. You know, you’re right, Lisa, because I, you know, I got lucky even though I never apologized. I never tried to make amends, et cetera. You did stick around. And I appreciate that. But, you know, a lot of my other friends did not. It took a long time to get back in good graces with, you know, some of my family members that, you know, I was that family member that everybody’s like. He’s coming? All right. Well, we’ll only stay for a half an hour. I put the people around me through a lot. And what fixed those relationships is me apologizing. And you’re right, Lisa. I do say all the time, just because it is not your fault doesn’t mean it’s not your responsibility. But I also say and I think this is really the crux of it, I’ve never once apologized for being mentally ill. I’ve never once apologized for having a panic attack or being depressed or having to go to the hospital. I have apologized for ruining the play. I have apologized for ruining the concert or ruining the evening, or I have paid back people who have spent money and then had to drive me home because the thing got canceled. I have thanked people for taking care of me when I was sick.

Gabe: I don’t expect people to run around and say, hi, my name is Gabe. I apologize for having bipolar disorder. But I do expect people to say hi, my name is Gabe. I’m really sorry that I got sick and ruined your evening. I know that you were looking forward to seeing Hamilton and you spent a lot of money on that. Please let me reimburse you for the ticket. And I’m just so incredibly sorry I ruined the evening by getting sick. That’s a very reasonable thing to say. I did ruin the evening. Listen, I got a million of these analogies. If you accidentally bang into somebody’s car, you have to fix their bumper. If you have a seizure and bang into somebody’s car, still have to fix the bumper. I think we get hung up on that a lot. That really is my the more you know moment. You want to keep the people in your life around? Appreciate them and try to see things from their perspective. And I hope this lets the people in our lives stick around more. And I hope everybody with panic disorder and anxiety can find a buddy. I hope everybody with depression can find a buddy. You know, I hope everybody can find a buddy. You know, Lisa, like we did. I mean, not like exactly like we did. Like, I don’t I don’t want them to be, like, codependent and really screwed up.

Lisa: Aww.

Gabe: But I hope everybody finds a BFF. But don’t start podcasts. That’s, we don’t need the competition. That’s our thing.

Lisa: That’s true, but this isn’t about panic attacks. This is just more of a golden rule type thing. Be polite. If someone has done something nice for you, say thank you. If you’ve messed with somebody else, even if you didn’t mean to apologize. It goes a long way.

Gabe: Are you trying to turn our show into, like a touchy feely, huggy huggy, hippie dippy kind of sunshiny thing? I mean, that’s a.

Lisa: Yeah, well, that’s something I’m known for is my sunshine.

Gabe: It’s the golden rule.

Lisa: People tell me that all the time.

Gabe: Do unto others.

Lisa: So much sunshine.

Gabe: As you would have them do unto you. I feel bad at how often we joke about some of the podcasts that are out there that really are just teaching basic, you know, follow your bliss, be your best self. It’s not bad advice, but no, we’re just we’re snarkier, apparently.

Lisa: It’s not my thing.

Gabe: It’s not my thing?

Lisa: I don’t know. I’ve just never been into that. Apparently, it’s really working for some people and it’s certainly working for the people who make the podcasts. But I yeah, I don’t get it.

Gabe: Hey, this is why we are the mental health podcast for people who hate mental

Lisa: Mental health podcasts.

Gabe: Health podcasts.

Lisa: Good one.

Gabe: Listen up, everybody. Here’s what we need you to do. If you loved the show, please subscribe. Wherever you downloaded it, rate, rank and review. We would love that. Use your words. You can e-mail us at [email protected] with any topic ideas that you have. And finally share us all over social media. And once again, words matter. Tell people why they should listen. We will see everybody next week.

Lisa: We’ll see you then.

Announcer: You’ve been listening to the Not Crazy Podcast from Psych Central. For free mental health resources and online support groups, visit PsychCentral.com. Not Crazy’s official website is PsychCentral.com/NotCrazy. To work with Gabe, go to gabehoward.com. Want to see Gabe and me in person? Not Crazy travels well. Have us record an episode live at your next event. Correo electrónico [email protected] para detalles.

Artículos relacionados



Source link