/¿Qué es la artritis idiopática juvenil? Comprensión de los conceptos básicos – Credihealth Blog
Juvenile Idiopathic Arthritis

¿Qué es la artritis idiopática juvenil? Comprensión de los conceptos básicos – Credihealth Blog


Es bien sabido que la artritis generalmente se asocia con personas mayores. Sin embargo, el dolor no solo se limita a personas mayores o adultos. Sorprendentemente, los niños también pueden experimentar artritis. Según la Arthritis Foundation, la artritis juvenil es un término que abarca todas las formas de artritis de etiología desconocida que dura al menos 6 semanas y con inicio antes de los 16 años. Hay muchos tipos de artritis reumatoide juvenil, el más común de los cuales es la artritis idiopática juvenil (AIJ).

La AIJ, que anteriormente se conocía como artritis reumatoide juvenil (ARJ) y referida frecuentemente por los médicos en la actualidad, es el tipo más común de artritis en los niños.

En este artículo, le informaremos en detalle los conceptos básicos de este tipo de artritis.

¿Qué es la artritis idiopática juvenil?

Artritis reumatoide juvenil idiopática

La artritis idiopática juvenil es una afección a largo plazo caracterizada por rigidez, hinchazón y dolor en la articulación. Causa inflamación, rigidez, enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor, lo que limita la movilidad de un individuo.

Tipos de artritis idiopática juvenil

  • Artritis sistémica: Este tipo de AIJ afecta principalmente a todos los sistemas del cuerpo y está muy extendido entre niñas y niños.
  • Oligoartritis: Conocido por diferentes nombres, como uveítis, iridociclitis o iritis, este tipo de artritis idiopática juvenil afecta a menos de 5 articulaciones del cuerpo (generalmente la rodilla, el tobillo y la muñeca) durante los primeros 6 meses y es más común en las niñas.
  • Poliartritis: Este es un tipo de artritis idiopática juvenil que involucra cinco o más articulaciones en los primeros 6 meses.
  • Artritis psoriásica: Este tipo de AIJ ocurre en niños con artritis y psoriasis.
  • Artritis relacionada con la entesis: La artritis relacionada con la entesis es otro tipo de AIJ que afecta los lugares donde los tendones se unen a los huesos. La afección también afecta la columna vertebral, las caderas y los ojos y generalmente ocurre en niños mayores de 8 años.

Artritis idiopática juvenil: escenario indio

Según las estimaciones, se estima que la prevalencia general de AIJ aumentó de 0.07 a 4.1 por 1000 niños, con una incidencia de 0.008 a 0.226 casos de AIJ por 1000 niños.

¿Cómo se causa la artritis idiopática juvenil?

Aunque se desconoce la causa exacta de la AIJ, los investigadores creen que la AIJ es principalmente una enfermedad autoinmune. En las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario no puede distinguir entre las células sanas del cuerpo de las dañinas como los virus y las bacterias.

Esto provoca que el sistema inmunitario ataque por error las células inofensivas considerándolas como invasores peligrosos.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la AIJ?

La mayoría de los casos de JIA son leves Sin embargo, a veces los casos graves pueden provocar complicaciones como daño articular y dolor crónico. Como resultado, es muy importante conocer los síntomas de AIJ para recibir tratamiento antes de que la afección progrese.

Los síntomas clínicos de la artritis idiopática juvenil pueden ser relativamente variables, ya que difieren de un niño a otro. Pueden cambiar con el tiempo, a veces durante la noche. Algunos de los síntomas destacados son:

  • Dolor en las articulaciones, calor, rigidez e hinchazón.: Los síntomas más comunes de AIJ incluyen dolor en las articulaciones seguido de hinchazón. Desafortunadamente, la mayoría de los niños no reconocen o no informan dolor, por lo que sufren mucho. La rigidez y la hinchazón severas ocurren principalmente en la mañana.
  • Deformidad articular: La deformidad en las articulaciones es otro síntoma prominente que se observa en la AIJ. Además, las articulaciones pueden crecer de manera anormal y asimétrica, lo que puede provocar deformidades de la extremidad involucrada.
  • Problemas de crecimiento: Los niños con AIJ a menudo crecen más lentamente que el promedio. El crecimiento puede ser rápido o lento en una articulación afectada, lo que hace que un brazo o pierna sea más largo que el otro.
  • Irritación, dolor y enrojecimiento de los ojos.: La mayoría de los niños afectados con AIJ experimentan dolor, irritación y enrojecimiento de los ojos. Los tipos más comunes de inflamación ocular en la AIJ son la uveítis y la iritis.
  • Fiebres recurrentes: La fiebre recurrente también se experimenta en niños afectados. La fiebre puede aumentar con tanta frecuencia como varias veces en un día.
  • Erupción: Una erupción leve, de color salmón también es visible en la artritis juvenil que puede ir y venir sin explicación.
  • Pérdida de peso: Otro síntoma prominente común en niños con AIJ es la pérdida de peso. Los niños afectados no tienen ganas de comer.

¿Cómo se diagnostica JIA?

En general, el diagnóstico de AIJ se realiza mediante un examen físico seguido de un historial médico detallado. La afección puede desarrollarse durante días o, a veces, semanas, lo que puede dificultar el diagnóstico en el momento de la presentación.

Además, el médico puede recetar algunas pruebas de diagnóstico para tener una mejor idea sobre la afección. Estas pruebas incluyen:

  • Prueba de proteína C reactiva: Esta prueba de diagnóstico se usa para determinar la cantidad de proteína C reactiva (PCR) en la sangre. La PCR es una sustancia producida por el hígado en respuesta a la inflamación. La cantidad de PCR en la sangre ayuda a concluir la inflamación.
  • Prueba de factor reumatoide: Esta prueba detecta la aparición del factor reumatoide (una proteína producida por el sistema inmune). Como el factor reumatoide puede atacar los tejidos sanos del cuerpo, la presencia de esta proteína puede ayudar en el diagnóstico rápido.
  • Anticuerpo antinuclear: Un prueba de anticuerpos antinucleares Demuestra la incidencia de proteínas presentes en la sangre.
  • Radiografía o resonancia magnética: Las pruebas de imagen como las radiografías o las resonancias magnéticas ayudan a descartar otras afecciones que causan inflamación o dolor en las articulaciones debido a infecciones y fracturas.

En algunos casos específicos, el médico puede pedirle que consulte a un cirujano ortopédico para examinar las articulaciones y también tomar muestras de líquido articular para confirmar el diagnóstico.

¿Cuáles son las complicaciones de JIA?

Si nota alguno de los síntomas anteriores de AIJ, es muy importante buscar atención médica. Si la condición no se trata, puede provocar las siguientes complicaciones:

  • Daño severo a las articulaciones
  • Crecimiento limitado
  • Deformidades en las articulaciones.
  • Pérdida de la función de la mano, si no se trata adecuadamente

¿Cómo se trata la AIJ?

En general, el objetivo principal del tratamiento durante el tratamiento de la AIJ es detener el dolor y la inflamación y mejorar la calidad de vida del niño. La línea de tratamiento incluye frenar el dolor y las molestias a través de la terapia con medicamentos.

Ciertos medicamentos recetados para la AIJ incluyen medicamentos esteroides y no esteroides destinados a aliviar el dolor y la inflamación, junto con medicamentos para prevenir daños permanentes en los huesos y el cartílago.

En ciertos casos, un niño puede requerir inyecciones de corticosteroides en la articulación. Los métodos quirúrgicos se usan muy raramente para tratar la AIJ, especialmente durante las primeras etapas de la afección.

  • Medicamentos / analgésicos: Ciertos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son recetados por un reumatólogo pediátrico para aliviar la inflamación y el dolor al limitar la liberación de sustancias químicas nocivas de los glóbulos blancos.
  • Terapia física: Un programa de fisioterapia apropiado es esencial para manejar la AIJ. Un fisioterapeuta puede recomendar ejercicios de rango de movimiento para restaurar la flexibilidad en las articulaciones rígidas y doloridas y otros ejercicios para ayudar a desarrollar la fuerza.
  • Ejercicio regular: Es muy importante hacer ejercicio regularmente mientras se trata la AIJ. Los músculos deben mantenerse fuertes y saludables para que puedan ayudar a mantener y proteger las articulaciones.
  • Terapia ocupacional: Esta terapia ayuda a los jóvenes afectados a aprender cosas nuevas, hábitos a seguir todos los días, como llevar una bolsa sin estresar demasiado las articulaciones.
  • Nutrición: Los niños con AIJ regularmente experimentan fatiga y pérdida de apetito debido a su condición de duelo. Los niños tienen dificultad para comer si sienten dolor en la mandíbula o en los dedos. Teniendo esto en cuenta, se debe proporcionar al niño una comida bien balanceada con las calorías adecuadas para mantener su energía.

Pensamientos finales

La artritis idiopática juvenil es la enfermedad reumática más común que afecta a los niños y es una causa importante de discapacidades a corto y largo plazo.

El retraso excesivo en el tratamiento de la AIJ puede provocar daños irreparables en las articulaciones y otros órganos y también puede dificultar la maduración esquelética. Por lo tanto, la detección temprana de AIJ es muy crucial para garantizar un tratamiento rápido y también para prevenir complicaciones a largo plazo.

Lectura relacionada Dolor de rodilla: las quejas de su hijo no son excusas falsas

Si desea que su hijo lo revise Mejor reumatólogo pediátrico en India, Llamenos al +918010994994 para orientación de nuestros médicos internos.

Solicitar devolución de llamada



Source link